“EL AGRADECIMIENTO ES LA MEMORIA DEL CORAZÓN”.

Volver

En Mayo 2013, esta página, redesdebibliotecas…, (especialmente “las bibliotecas escolares “), tiene como propósito dejar de lado “recetas desde la práctica bibliotecaria”, y realizar un agradecimiento…

 

Muchas de mis colegas, seguro compartirán este agradecer a la escritora

ELSA ISABEL BORNEMAN, que haces días, dejó su lugar en este espacio

para estar allí en esa “la dimensión intermedia”, teniendo en su memoria

espiritual todo lo bello que nos dejó por medio de sus libros y con su presencia

en las bibliotecas, cuando era convocada.

Muchas bibliotecas escolares llevan su nombre.

Madrina de biblioteca. Para llegar a ello los alumnos, alumnas, docentes , personal directivo y toda la comunidad educativa era invitada a seleccionar varios autores, leer sus obras y luego votara el que más llegó a través de sus cuentos, poesías, relatos.

El nombre de ELSA ISABEL BORNEMANN, una vez elegido, se le comunicaba a la autora. Ella enviaba impresos y libros en calidad de donación . Llegaba y compartía en ambos turnos, ese día cuando la biblioteca tenía su nombre.

La sencillez de su presencia, junto a ese caudal inmenso y profundo de su obra literaria, esa riqueza espiritual, quedará en cada uno de aquellos niños/as, y muchos colegas docentes, Ma. Mercedes, Elida, Cecilia, Mabel, Beatriz, Rosita, Alicia, Mariana, Marta, Alberto .

Dejo para quien lea esta página el agradecimiento y recuerdo para Elsa I. Bornemann, a la vez algunas de sus bellas poesías llenas de esperanza y amor.

PUENTES

Yo dibujo puentes para que me encuentres

Un puente de tela con mis acuarelas

Un puente colgante con tiza brillante

Puentes de madera con lápiz de cera

Puentes levadizos plateados, cobrizos..

Puentes irrompibles de piedra invisibles..

Y tu ¡Quien creyera! ¡No los ves siquiera!

Hago cien, diez, uno.. ¡No cruzas ninguno!

Mas como te quiero... dibujo y espero.

¡Bellos puentes para que me encuentres”

 

NO EXISTE UN DÍA MÁS HERMOSO QUE EL DÍA DE HOY.

La suma de muchísimos ayeres forma mi pasado.

Mi pasado se compone de recuerdos alegres…, tristes…

Algunos están fotografiados y ahora son cartulinas donde me veo

Pequeño, donde mis padres siguen recién casados, donde mi ciudad parece otra.

El día de ayer pudo haber sido un hermoso día…

Pero no puedo avanzar mirando constantemente hacia atrás,

Corro el riesgo de no ver los rostros de los que marchan  a mi lado.

Acaso el día de mañana amanezca aún más hermoso…

Pero no puedo avanzar mirando el horizonte. Corro el riesgo de no

Ver el paisaje que se abre a mi alrededor.

Por eso, yo prefiero el día de hoy. Me gusta pisarlo con fuerza, gozar su

sol o estremecerme con su frio, sentir como cada instante me dice :¡Presente!

Se que es muy breve, que pronto pasará, que hoy no voy a poder

modificarlo , luego ni pasarlo en limpio … Como tampoco puedo planificar demasiado el día de mañana: es un lugar que todavía no existe.

Ayer, fui. Mañana,   seré. Hoy soy.

Por eso te digo que te quiero…

Hoy te escucho…

Hoy te pido disculpas por mis errores…

Hoy te ayudo….

Hoy comparto lo que tengo….

Hoy me separo de ti sin guardarme ninguna palabra para mañana…

Porque hoy respiro, transpiro, veo, pienso, oigo, sufro, huelo, lloro,

Trabajo, toco, río, amo…,

Hoy.

Hoy estoy vivo. Como tú.

                                Elsa I. Bornemann.

¡Gracias en nombre de todas aquellas que hemos tenido la dicha de conocerte, querida ELSA!

Volver