Volver

 

Una entrevista interesante.

          Desde el sitio aportamos el resultado de una entrevista que nos pareció interesante compartir con ustedes profesionales de la educación,  realizada  por Infobae a  Inger Enkvist, una de las más prestigiosa pedagoga, escritora, investigadora y catedrática sueca.

      Quien sostiene volver a las bases de una pedagogía más tradicional, una corriente que empieza a tomar fuerza nuevamente entre los académicos.

      Aboga por recuperar algunos aspectos olvidados, no todos, de la antigua educación. Entre ellos:

no confundir pensamiento con información.

 recuperar el lugar de la memoria dentro de los procesos de aprendizaje como un proceso dinámico y de radical importancia cognitiva que hay que educar también.

 defender y reimplantar la lectura y lograr la sintonía entre la escuela y los padres.

    “ Son épocas en la que se habla  y pondera la innovación en el aula. Se habla de la tecnología aplicada para mejorar los aprendizajes, de trayectos personalizados, de que los alumnos no deben aprender lo mismo. Se repite que ya no tiene sentido memorizar, que para qué aprender de memoria las capitales o las tablas de multiplicar si para eso está Google.

     Se habla también de que el alumno necesita autonomía.

    Se habla mucho de la integración de las nuevas tecnologías al aula.  

  “-Lo importante es aprender lenguaje, conocimientos culturales generales y matemática. Si el alumno domina esto, aprende fácilmente tecnología. Si al revés dedica mucho tiempo a las tecnologías, pero no aprende lenguaje y conocimientos generales, no sale a la vida adulta bien preparado.

   La escuela debe, en primer lugar, preparar al alumno intelectualmente, es decir, formar su cerebro. El riesgo hoy es que se dedique tiempo a actividades que son secundarias”.

  Devolverle la autoridad al profesor en el aula, porque si esto no se hace los jóvenes más idóneos no van a querer ser profesores ni tampoco los alumnos van a aprovechar la inversión que hace la sociedad en educación.

   Los jóvenes más inteligentes no van a aceptar pasar su vida profesional en unas aulas en las que los chicos pueden comportarse despectivamente. Sin orden y sin exigencias en las aulas, también en los barrios vulnerables, es imposible que disminuya la diferencia en aprendizaje entre las capas sociales

  Se requiere más esfuerzo de los estudiantes y de los maestros o de  ambos.

.” Es fácil decir que el maestro debe esforzarse más pero también hay que hablar del cansancio del profesor, un cansancio que tiene mucho que ver con que los alumnos no se comportan siempre como alumnos. Se cargan sobre la espalda del profesor todos los problemas sociales, y se espera que el profesor haga también las veces de asistente social y policía. Esto es pedir demasiado al profesor”.

  Para Enkvist, la mayoría de los sistemas educativos actuales carecen de objetivos claros que  se encuentren dispersos y no ofrecen modelos ni pone retos a superar, impidiendo la creación de un horizonte al alumno como individuo y a la sociedad de que es miembro:

   Según Enkvist, si la autonomía de los alumnos es intocable, estos acaban por rebajar los objetivos educativos, adaptándolos a su antojo. Esta inclinación por el ritmo subjetivo y la falta de exigencia es para ella la raíz del creciente descenso del nivel de conocimientos.

“. Reglas de conducta y de rendimiento escolar más claras. Quizá ni siquiera es más esfuerzo sino solo más orden

  Así tal vez pueda achicarse la brecha educativa entre las distintas clases sociales.”

 

Inger Enkvist, aparte de artículos, ha publicado ensayos sobre los males de la educación y la enseñanza en la Europa contemporánea. Expresa su desacuerdo con la nueva pedagogía que pone más peso en la iniciativa y autonomía del alumno al considerar que infantiliza y degrada su formación al desestructurar y fragmentar su conocimiento sobre el mundo e impedirle desarrollar hábitos sistemáticos de trabajo.

Fuentes consultadas:   Infobae/ 28-07-18. --   Wikipedia¸enciclopedia libre.

Volver