volver

 

UN NOMBRE PARA LA BIBLIOTECA. MANOS A LA OBRA!!!

Es esta una propuesta interesante, dinámica, que nuclea a toda la comunidad educativa.

Les contaremos como   dio resultados positivos, y si,  también cambios sobre la marcha. 

 

Se considera a la biblioteca parte integrante de la infraestructura del edificio escolar, por lo tanto la puesta del nombre, se tomará como un  espacio, al igual que el salón de música, del salón de usos múltiples, etc.

- Se estimaba que para ello se debía reunir ciertos requisitos, esto es así cuando es un edificio único para el funcionamiento de una  Biblioteca.-

Se ha dispuesto la creación de una biblioteca . Se tiene el espacio.

La cantidad de material librario estimativo. Ciertos reglamentos solicitan una cantidad, determinada,  etc.

El mobiliario.( escritorio, mesas, sillas)

Su organización.

Ubicación de estantes y muebles.

Ubicación material audiovisual. Ver en el sitio :

EL MATERIAL MULTIMEDIAL Y LOS SOPORTES DIDÁCTICOS

Ordenamiento y clasificación del material librario/audiovisual. Ver : www.proyectoleonardo.com.ar

 

Organizado el espacio, con adecuado confort y belleza: Manos a la Obra.

Reconocemos y es saludable, que el/la bibliotecario/a, trabaje colaborativamente con lo demás actores de la institución.

Convocar a ellos a participar en la elección de un nombre, que identificará a la biblioteca. Ese nombre puede ser de escritores/ras, poetas/poetizas, pintores, músicos, etc.

Científicos, periodistas, dibujantes, deportistas,  personalidades actuales o de distintas épocas. Personas del barrio, que están porque han trascendido su propia personalidad, por hechos humanitarios, culturales, etc.

Sabemos que ese nombre quedará cuando pasen los años y nosotros ya estaremos realizando nuevas actividades. Por eso esta tarea debería ser tomada muy en cuenta, sin apuros, sin prisa, pero sin pausa.

Los hacedores tenaces llegan!!!.

Seleccionar de los nombres propuestos un número de seis o más. Dar a conocer, mediante carteles e  identificarlos.

Ubicar estos carteles en lugares visibles. Dar a conocer la propuesta:

*   Los alumnos, docentes y personal directivo, de maestranza, padres, abuelos/as,  estarán invitados a elegir, mediante su voto el nombre que ellos/as estiman para la biblioteca. ( Este procedimiento lleva su tiempo).

*   Una vez contados los nombres elegidos, la cantidad de votos, se seleccionan los ganadores y en caso de empate, se realiza otra elección.  Recordar dar a todos/as la oportunidad de elegir libremente. Que la participación real se produzca. Ello lleva su tiempo.

*   Si el nombre elegido pertenece a un actor contemporáneo ( escritor/ra, dibujantes, etc.) se puede notificar e invitar al acto del bautismo de la biblioteca, suena bien, pero se puede obviar la frase y sí realizar la invitación.

*   El nombre de la biblioteca, pertenece a la Institución Escolar, no es para un turno específicamente. ( Parece sin importancia, pero desde la experiencia, hubo ciertos malentendido en ello).

La biblioteca vive su fiesta por medio de la calidez de sus bibliotecarios, docentes de las distintas disciplinas, LOS CHICOS/AS, el por qué de la existencia del lugar, la comunidad educativa que participa, si invitamos a que lo hagan.

Será una fiesta donde por medio de actividades como :

*   Teatro leído o representado.

*   Títeres.

*   Canciones.

*   Video para usar la pantalla interactiva, donde puede recrearse las actividades previas al madrinazgo. Queda como parte de la historia para los que vendrán.

*   Preparar “recordatorios” para entregar a los invitados y participantes.

*   Dar a conocer el horario de atención al contraturno y/o vecinos para que asistan.

*   Proponer la participación en “Club de Narradores”;  “Club de Lectores”, etc.

*   El uso del espacio,  cada bibliotecario en comunicación con las autoridades de la institución escolar y docentes lo dispondrá en su hoja de trabajo.

*   Diría el Maestro Luis F. Iglesias, en su obra “La escuela rural unitaria”, “la hoja de ruta”.

Si el nombre de la biblioteca surge como proyecto institucional, sería positivo porque el tiempo estipulado, los actores participantes, todo suma.

Tener en cuenta que el tiempo cronológico en el “hacer” parece que vuela…, por ello nuestra recomendación de una vez iniciada la propuesta que hemos planificado, se irá revisando cada etapa. (Ello evita sorpresas). 

 ¡Suerte!

Obras consultadas:

RUEDA, Rafael. La biblioteca de Aula Infantil; el cuento y la poesía.—.    Madrid; Narcea—1995.

PATTE, G. ¡Dejadles leer! Los niños y las bibliotecas.  Barcelona, 1988.

VENEGAS, María C. Promoción de la lectura en la biblioteca y en el aula  ---Buenos Aires: Edit. Aique , 1999.

 

Iris Castellano

volver